Blog

LA MAR DE TUS EMOCIONES

Img_La_Mar_Emociones
Blog

LA MAR DE TUS EMOCIONES

Las emociones son grandes Maestras y encontramos una gran gama de ellas.  

Lo que te cuento aquí es básico, pero lastimosamente no lo enseñan en ningún lado. En la  escuela nos llenaron de “materias” y estudios que poco llegamos a usar, pero cuando nos toca  salir y confrontarnos con la vida, los compromisos, el trabajo, las relaciones, la familia, el  dinero, etc., nos damos cuenta que nadie nos enseñó a cómo canalizar y utilizar nuestras  emociones. No tiene que ver con pensar y darle mente, tiene que ver con volver al sentido  común, a la observación y la presencia.  

Las emociones son: miedo, tristeza, enojo, alegría, aversión o sorpresa.  Son manifestadas de muchas formas, con muchas capas y nombres. A su vez generan  sentimientos y reacciones fisiológicas. Si uno siente poco enojo, se dice que se está molesta  (o), si uno siente demasiado enojo entonces se le dice ira o cólera.  

En cambio el Amor, la Paz y la Armonía son estados del ser, del alma. Es ese espacio dentro  de nosotras (os) que sentimos cuando estamos presentes. Cuando estamos atentos  percibiendo la realidad sin toda esa carga de creencias y emociones. Pero, ¿cómo se hace  eso?  

Para llegar allí necesitamos ineludiblemente depurar, purificar, limpiar, hacer espacio, botar lo  que no sirve, masticarlo todo hasta digerir y ver qué nos cayó bien y qué no.  

Por ejemplo, si queremos sentirnos bien en un espacio físico pero hay basura, comida dañada,  ropa sucia en el piso, montones de papeles y cosas acumuladas nuestra sensación será de  intranquilidad y desarmonía; el proceso de dar orden, botar la comida dañada, lavar la ropa y  guardarla, botar lo papeles que no sirven y todo lo que no se usa, poco a poco irá trayendo  armonía en ti y te sentirás cada vez mejor en ese espacio. Ahora, simbólicamente tus espacios  son un reflejo de tu ser interior.  

Date una vuelta por tu casa, aprovecha que estás allí y cuéntame ¿cómo la ves y qué te hace  sentir?  

A lo largo de todas mis amarguras, frustraciones y también de mis alegrías he aprendido y  considero en lo personal que las emociones son GRANDES MAESTRAS.  Estas maestras nos muestran, primero que todo, lo que sentimos con respecto a una situación  externa o interna. Son manifestación de un increíble proceso biológico (sinapsis químico neuronal) que este cuerpo mágico en su infinita sabiduría realiza.  

El funcionamiento de nuestro cuerpo sostiene una profunda relación con nuestros procesos  internos.  

Esto determina por completo nuestra salud y vitalidad o por el contrario la enfermedad. La  emoción viene acompañada de un pensamiento y viceversa, todo esto es procesado por la  mente. De esta manera empezamos a entender cómo todo se encuentra conectado y  entretejido.  

En la medicina vibracional y la relación psicosomática con la que trabajo se comprende que las  emociones fluyen dentro de todo nuestro organismo. Se mueven por todo el cuerpo a través del  agua, sangre, orina, saliva, secreciones endocrinas y sexuales, etc. 

Por lo tanto si el ser humano es 70% líquido, entonces nuestros estados emocionales  repercuten por completo en nuestra vida y la percepción de la realidad.  

A veces puede ser difícil y doloroso aceptar una emoción o sentimiento guardado que nos está  intoxicando, pero ni lo sabemos porque no hemos tenido las herramientas, ni la guía, ni hemos  formulado la pregunta correctamente.  

Yo no le resuelvo la vida a nadie. No te diré qué hacer ni mucho menos que “tienes” que decidir.  Yo sí te acompaño, te brindo un apoyo, una perspectiva y preguntas.  

Abro mucho el diálogo con preguntas que te lleven a revisar tu inconsciente.  Allí es donde me gusta navegar. He podido sumergirme tanto en mi sombra, que voy y vengo a  veces muy consciente, otras veces no tanto, pues por más que he trabajo dentro de mí,  siempre hay algo más que me sorprende o me sacude…  

Pero sí, allí te llevaré para que tú misma (o) te encuentres con tus demonios… jajaja, nada de  eso, me parece parte de una gran falsa creencia que dentro de ti hay demonios que combatir.  Por lo general hay niños y niñas heridas queriendo un abrazo y un poco de atención.  

Aquí es donde te brindo herramientas, una guía para tu Estudio Interno, abrir procesos que  pueden ayudarte a encontrar tu propia forma, tu propia respuesta, tu salida a ese conflicto y  sobre todo el reconocimiento de tu esencia, de tu verdadera NATURALEZA.  

Vamos a sumergirnos en la dimensión que considero es la más oscura porque es la que más reprimimos e ignoramos. Te acompaño a navegar en tus aguas. Te brindo un apoyo, una  perspectiva y las preguntas correctas para ayudarte a encontrar tus propias respuestas en el  profundo estudio de tus emociones. 

Deja tu pensamiento aquí

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Seleccione los campos que se mostrarán. Otros estarán ocultos. Arrastre y suelte para reorganizar el orden.
  • Imagen
  • SKU
  • Clasificación
  • Precio
  • Stock
  • Disponibilidad
  • Añadir a la cesta
  • Descripción
  • Contenido
  • Peso
  • Dimensiones
  • Información Adicional
  • Atributos
  • Custom attributes
  • Campos Personalizados
Comparar
Lista de Deseos 0